Prácticas agresivas en la elaboración de vino. Sedimentos

Hace ya un tiempo que me vienen hablando de la calidad de un vino, fijándose sólo en su aspecto. Claro, un vino debe tener un aspecto limpio y brillante, sin perder el color que lo identifica según que su elaboración sea para rápido consumo (vino joven) o para guarda (vino de crianza).
Bien, un vino al final de su elaboración y antes de su embotellado puede tener una serie de operaciones para evitar que en su consumo el vino presente su mejor cara, pero alguna de ellas no son aconsejables, aunque consigan el fin perseguido. Paso a enumerar las dos más frecuentes:
El fltrado.- Operación poco aceptable en un buen vino. Cualquier proceso al que se somete el vino produce un pérdida de aromas y sabores, por lo que se deben de reducir al máximo esas manipulaciones y aquí está el filtrado como el causante mayor, por lo que se debe emplear lo menos posible. En vinos jóvenes es obligada esta operación al no tener paso por barrica, por lo que se ha de hacer lo más suave posible. Los vinos de crianza no la necesitan, pues el paso por barrica resuelve el problema debido a su decantación en el tiempo de permanencia en la misma.
Tratamiento por frio.- Este proceso consiste en someter al vino a una baja temperatura durante un cierto tiempo, para que de esta forma no se produzcan sedimentos de cristales de sales de potasio en forma de pequeñas láminas oscuras en el fondo de la botella, los cuales si se vacía esta hasta su final pasarían a la copa.Estos cristales no producen ningún cambio ni alteración en el vino pues no se mezclan con él y es natural del mismo. Como dice Carlos Falcó, Marqués de Griñón, en su libro Entender de vino: "El consumidor debería de acostumbrarse a que un depósito en la botella no es un defecto sino, al contrario, una garantía de calidad y autenticidad, por lo que este tratamiento debería estar proscrito".
Creo que con este comentario quede aclarado el problema, y de esta forma disfruten mejor del vino, comentándolo a amigos y en los lugares de consumo.